Pablo Chianetta“La gente de Formosa no tiene grandes grados de libertad para poder expresarse”

en Actualidad/Radio/Sociedad

El secretario Institucional de APCD de Formosa, Pablo Chianetta, se refirió hoy a la situación que atraviesan los formoseños en los centros de aislamiento por el covid, pero en especial explicó el drama que sufren los pueblos originarios. En este escenario, criticó que el accionar de los DD.HH, “fue bastante lento”.

El secretario Institucional de APCD de Formosa, Pablo Chianetta

En diciembre los contagios se dispararon y el racismo señaló a las comunidades originarias como responsables. Chiapetta explicó en declaraciones a Am 1220/Radio Eco Medios que “lamentablemente Formosa se pone presente en el estamento nacional cuando hay un lío o una situación comprometida, la pandemia, el covid,  sacan a relucir muchos de los males y los problemas que tenemos como sociedad, y los pueblos indígenas siempre salen como problemas y no como constructores”.

“Después de ocho o diez meses, empezaron a avanzar los casos detectados y muchos de esos fueron en comunidades indígenas. Se produjo un formato de atención sanitaria hacia ellos que para nosotros es muy violatorio y atenta mucho contra el buen vivir y el buen diálogo entre distintas sociedades”, lamentó así.

A lo que denunció que “la cuestión con los indígenas en el centro de aislamiento, es que hacían el aislamiento en centros de Formosa capital con lo cual estaban a más de 500 kilómetros de sus casas. El panorama es muy tétrico. El aislamiento era de 14 días, y con el entrar y salir de gente, si en el segundo hisopado te daba positivo de nuevo te tenías que quedar 14 días más, y había gente que terminaba quedándose 30 días aislada y sin contacto, el único contacto que se podía tener era con la Policía”.

Tras la visita a la provincia por parte del Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, Chiapetta, señaló que quedaron con el funcionario en que  “ellos iban a emitir recomendaciones a la provincia, entre el día de hoy y mañana estamos solicitando las recomendaciones al Gobierno de la provincia, pero hasta el día de hoy no tenemos las recomendaciones de la secretaría de DD.HH. Los DD.HH de la Nación fueron bastante lentos”.

Consultado acerca del gobernador Gildo Insfrán, expuso que “hay mucho miedo. La gente en la provincia de Formosa en su gran mayoría no tiene grandes grados de libertad para poder expresarse, ya sea porque dependen laboralmente, porque ejercen y lo dicen -ojo que te vamos a sacar la pensión, ojo que te vamos a sacar el puesto de trabajo- y Formosa es una provincia pobre. Casi el 60%, 70% de la población activa depende del empleo público, pero gracias a Dios algunos se animan. Hay gente que tiene miedo y no quiere decir las cosas”

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*