Plan Integral y Gradual de la nueva normalidad porteña

en Actualidad/Sin categoría/Sociedad

“En esta nueva etapa es vital la Responsabilidad Individual y Social. Como también es probable que volvamos para atrás”

El jefe de Gobierno de la Ciudad presentó el “Plan Integral y Gradual que se pondrá en marcha desde el 18 de julio al 3 de agosto en una primera etapa para luego pasar a otras 5 etapas. Las distintas etapas están ancladas en tres ejes prioritarios: bienestar integral, economía, transporte y movilidad, y educación.

El PLAN INTEGRAL DE PUESTA EN MARCHA consta de 6 etapas y contempla 100 protocolos para la apertura progresiva de la actividad comercial, cultural, recreativa, deportiva, turística, de servicios, industrial, del espacio público, de la salud programada y de la educación. Durante el desarrollo del plan, los siguientes parámetros orientarán el análisis de la evidencia.

En términos sanitarios, la implementación está sujeta al monitoreo constante del R -la velocidad de contagio-, el volumen de casos diarios y la ocupación del sistema sanitario. Se evaluará en forma permanente la evolución de la demanda del transporte público y su capacidad para cumplir con los protocolos de distanciamiento.

ESTRATEGIA SANITARIA

Se realizará en coordinación con el gobierno nacional, y está basada en la experiencia internacional, incluye un modelo de detección temprana, aislamiento y seguimiento de contactos estrechos.

Plan DetectAR

A. DetectAR en toda la Ciudad

El Operativo DetectAR identifica de forma temprana a los contactos estrechos de los pacientes recientemente confirmados con COVID-19 y los evalúa con el propósito de reducir la propagación del virus.

Aquellas personas que presentan síntomas compatibles con la enfermedad son evaluadas y testeadas y permanecen aisladas de manera preventiva a la espera del resultado. En caso de ser positivos, son trasladados según su nivel de gravedad. La iniciativa ya funciona en 22 barrios porteños  y continuará su despliegue de acuerdo a la evolución de los contagios en toda la Ciudad.

B. Aislamiento

Desde que comenzó la pandemia, más de 22.000 personas -entre repatriados, enfermos leves y casos sospechosos aislados a la espera del resultado del test- fueron alojadas en 50 hoteles siguiendo los protocolos del Ministerio de Salud. De esta manera, para evitar la propagación de los contagios, se aísla a las personas con cuadro leve o asintomático y se les garantiza su atención médica y psicológica. Los hoteles abocados a la estrategia de aislamiento cuentan con personal de atención médica, psicológica y varios equipos de voluntarios  que cumplen labores en turnos rotativos para la organización del hotel, tareas administrativas y de logística de los recursos.

C. Contactos estrechos

Un equipo de más de 130 entrevistadores llaman todos los días a los nuevos casos confirmados durante 14 días, y más de 2.000 rastreadores visitan a los contactos estrechos de estas personas para identificar posibles nuevos casos. Además, recientemente se sumó la opción de realizar el seguimiento a los contactos estrechos a través del Chat de la Ciudad, con una capacidad total para 600 mil conversaciones mensuales. En cada interacción que se realiza, ya sean telefónicas o presenciales, los representantes del Ministerio de Salud consultan e informan sobre: Estado de salud y bienestar psicológico y emocional. El cumplimiento del aislamiento social. Si hay otras personas con las que esté compartiendo el aislamiento y en qué condiciones. Los cuidados domésticos generales (cómo sacar la basura, qué tratamiento dar a los productos comprados). Gestión de necesidades básicas.

D. Testeos masivos al personal de la salud, personal de geriátricos y policía

Al miércoles 15 de julio, se habían realizaron un total de 124.751 testeos rápidos al personal de la salud, personal de geriátricos y de la Policía. Testeos al personal de la salud Los profesionales de la salud son uno de los subgrupos más vulnerables frente al virus, por lo que requieren de políticas públicas específicas pensadas para su cuidado. Por ello, desde el viernes 29 de mayo, el Ministerio de Salud de la Ciudad está llevando adelante testeos por COVID-19 a todo el personal de los hospitales públicos porteños. La medida, que se puso en funcionamiento por etapas, ya alcanza a 34 hospitales y a 46 centros de salud. Alrededor de 40.000 personas ya han sido testeadas al menos dos veces. Es un sistema continuo, que se basa en evaluar de manera rotativa a todo el personal una vez por semana.  

El test que se realiza en una primera instancia es el “rápido” (serológico), que mide los anticuerpos en la sangre. En caso de resultar positivo, se procede con el hisopado (PCR) que es el que brinda el diagnóstico más certero. Si se confirma que un profesional de la salud tiene COVID-19, se aplican los protocolos sanitarios correspondientes: se lo deriva según sus necesidades de atención y se identifican sus contactos estrechos, a quienes se les indica el aislamiento preventivo y también se les realiza el PCR. Testeos al personal de los geriátricos

Los geriátricos ( Grupo de riesgo)

Concentran dos subgrupos de la sociedad que son vulnerables frente al COVID-19: los adultos mayores y el personal de salud. Por eso, el Ministerio de Salud comenzó con los testeos rápidos con el objetivo de detectar casos de manera temprana para brindarles la atención que necesitan, aislarlos e identificar sus contactos estrechos en pos de mitigar la contagiosidad del virus tanto dentro como fuera de las instituciones. Para ello, se lleva a cabo un sistema continuo, que se basa en evaluar de manera rotativa a todo el personal una vez por semana. Desde la Ciudad se brindan tests rápidos y los propios geriátricos los ejecutan. Para eso, el Ministerio de Salud cuenta con un equipo de 25 bioquímicos que tienen asignados alrededor de 20 establecimientos cada uno a los que le hacen un seguimiento diario.  Testeos a personal de la Policía Siendo personal esencial, la Policía está en la primera línea de exposición al virus en la comunidad, por lo cual se la incluyó en el plan de testeo, en forma similar a la estrategia para el personal de salud. Recientemente se inició el testeo sistemático y periódico de todos los integrantes de las fuerzas de seguridad, implementando el test rápido para medir anticuerpos en sangre y, luego, en caso de resultar positivo, se procede con el hisopado y se activan los protocolos correspondientes.

E. Estudio de seroprevalencia en la Ciudad

Para tener un diagnóstico más preciso del alcance de los contagios en la Ciudad, realizan estudios de presencia de anticuerpos en la sociedad mediante la aplicación de tests serológicos a una muestra estadísticamente representativa.  El primer estudio se realizó en el Barrio 31, que muestra que el 53% de los habitantes tiene anticuerpos contra el virus. En los próximos días, comenzaremos un estudio similar junto con el área de Estadística y Censos a nivel Ciudad, que luego se mantendrá de manera permanente para observar la evolución de la seropositividad en el tiempo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*